El tamaño de la papa - Margarethe Drexel

Margarethe Drexel - El tamaño de la papa

El tamaño de la papa - Margarethe Drexel

El tamaño de la papa - Margarethe Drexel

Vivos voco. Mortuos plango. Fulgura frango.

2016, woodconstruction, 3 x 1 x 2 m, styrofoam, liquid clay,

Ø 80 cm x 1 m, ropes, wire, bronze, 12 x 8 x 6 cm

 

El tamaño de la papa - Margarethe Drexel

El tamaño de la papa - Margarethe Drexel

Lieber Gott, mach mich fromm, dass ich in den Himmel komm.

(Dear God, make me pious. I want to go to heaven.)

2016, rayon and acrylic on paper, 21 x 12 cm

 

El tamaño de la papa _ Margarethe Drexel

El tamaño de la papa - Margarethe Drexel

Kartoffel Abdruck Buch

(Potato Print Book)

2016, 19 prints, lacquer black, lacquer, 21 x 12 cm

wood, 2 nails, 25 x 10 x 5 cm

 

El tamaño de la papa - Margarethe Drexel

Von guten Mächten.

(By gracious powers.)

2016, heyfork, rope, 20 x 5 cm x 2.90 cm

machete, rope, 20 x 4 cm x 2.90 m

 

El tamaño de la papa - Margarethe Drexel

El tamaño de la papa - Margarethe Drexel

Der Wahn ist kurz, die Reu ist lang. - bim, bim, bim

(The mania is short. The remorse is long. - bim, bim, bim)

2016, HD, b&w, loop, 2 min 38

 

El tamaño de la papa


2016, El Vitrinazo, Bogotá, Colombia

photos: Santiago Piñol Arévalo

Supported by: Land Tirol and Federal Chancellery - Austria

 

Subvierte reinos, destruye ciudades, pueblos y familias,

echa a perder, corrompe y masacra a los hombres.

Ni el rayo ni el trueno, ni guerras,

fuegos o plagas han hecho tanto daño

a la humanidad como esta lujuria ardiente,

esta pasión animal.

De cómo el amor tiraniza a los hombres.

Anatomía de la Melancolía, R. Burton (1621)



Margarethe Drexel (Hägerau-Tirol, Austria, 1982)

construye desde la incertidumbre de un relato.

A partir de su condición de artista migratoria,

encuentra una excusa para un viaje, un proceso que

se transforma en motivación, hábitat, rutina y práctica.

La artista se ha servido del infame y romántico incidente

internacional sucedido en 1867 entre el Estado de Boyacá

y el Reino de Bélgica (una inverosímil habladuría que

coquetea torpemente con la Historia):

 

"Cayendo enamorado el ilustre señor

don José Santos Gutiérrez al adelantar

sus estudios en leyes en Lovaina, de una tal Josefina,

vuelve más bien frustrado y harto ofendido

pues según me cuentan que dijeron los que

esta historia saben, el padre de la bienamada

insultó a Santos Gutiérrez al comparar el tamaño

de los nutritivos tubérculos belgas a

los suyos colombianos.

Dicen también que el impedimento

para el casamiento fue la misma razón,

alo que no pudo nuestro agraviado general

sino responder con una declaración no de amor

como ya lo había intentado, sino de guerra como

lo dictaba el honor militar.

Y con tan mala suerte que esta nunca llegó

a fronteras enemigas."

 

Fascinada por una ridícula historia de desamor,

Drexel se aproxima a un conflicto bélico

nunca sucedido, desde una semiótica sagrada

sembrada a campanadas (tanto en su tierra natal,

como en la nuestra conquistada),

para recordarnos que además de pertenecer

a países con una apasionada historia militar,

también somos unos imbéciles en el amor.

 

Andrés Felipe Uribe Cárdenas, Bogotá 2016